top of page

La estructura invisible, el potencial de una visión

Una de las grandes dificultades que encontramos a la hora de desarrollar una visión se encuentra en la resistencia emocional que solemos tener para dejar de pensar de manera lineal.


La búsqueda de control constante y la ambición de querer transformar la realidad a nuestro gusto, genera muchas veces que, a la hora de abordar una situación compleja, lo hagamos con una estrategia de simplificación y una lógica lineal. Seguimos creyendo que el mundo se maneja de manera tal que existe una sola explicación para cada situación y por ende una sola forma de resolución.


Si bien cada vez más somos conscientes de que esto no es verdad, no es lo que nos sucede emocionalmente. Y es que la dificultad para desarrollar una visión sistémica sobre la realidad no es solo una cuestión intelectual, sino más bien, un desafío emocional.


Aceptar que no existen, o por lo menos no de la manera que imaginamos, bases 100% estables sobre las que apoyarnos genera en nosotros una reacción emocional contraria, como quien al ver que el piso se mueve, se aferra con más fuerza al poste más cercano sin importar si era el más estratégico.

Buscamos un orden estático en sistemas que están constantemente en movimiento, y nos cuesta aceptar las "migajas" estructurales de estabilidad cambiante que la realidad nos ofrece. La complejidad de los sistemas reside en las relaciones que se establecen entre sus elementos y lo que no terminamos de aceptar, es que eso crea una estructura de funcionamiento, incluso aunque no podamos registrarla. Queremos certezas incuestionables, no la invitación a la fluidez y adaptación constante de una estructura compleja, circular y casi invisible.


Robert Fritz en su libro The Path of Least Resistance, un indiscutible libro para la comprensión sobre cómo funciona el desarrollo del potencial creativo, plantea que la creatividad no es resolver problemas, sino crear visiones. La diferencia reside en que tener solo una lógica de resolución de problemas, hará que nos centremos especialmente en aquellos problemas que crezcan en intensidad al punto de hacerse visibles.


Entonces, lo que solemos hacer es poner los medios que consideramos adecuados para resolver ese problema, pero no necesariamente de raíz, sino más bien, para que la intensidad del mismo no exceda el límite aceptable socialmente.


Además de ser una estrategia que con el tiempo, lo único que genera es desgaste y desmotivación en quien la sufre, lo que Fritz´s agrega, es que esa misma estrategia crea una estructura de funcionamiento vicioso. Buscamos solucionar problemas, no crear nuevas realidades, y al hacerlo solo abordamos parte de la realidad utilizando parte de nuestro potencial. Con el tiempo, los problemas vuelven sobre la base de lo ya realizado y si seguimos pensando así, aplicaremos las mismas recetas que alguna vez nos sirvieron para disminuir la intensidad del problema. Evitamos el riesgo de crear nuevas realidades por el miedo a perder lo que ya tenemos.


Pero lo que no estamos viendo es que la estructura subyacente que se está creando ya tiene un final escrito. Algún día, los recursos que hoy alcanzaban ya no serán suficientes y es en ese momento, que el caos se hará presente con el fin de crear un nuevo orden. Aquello que evitábamos, el riesgo creativo de lo incierto, se hará presente pero porque hemos tocado fondo.


La propuesta de Fritz´s consiste en comprender que siempre se van a crear estructuras fluidas y cambiantes fruto de la interacción de los componentes de un sistema. El riesgo es inevitable. La aparición de dificultades, problemas e incertidumbres serán innegables si, pero la creación de una estructura de base en pos de una visión creará lo que él llama un "momentum". Una fuerza sistémica exponencial que permitirá que se produzca una negociación y adaptación sana de nuestra "visión definida" con la realidad incierta, creando así una versión más real y adecuada de nuestra utopía.


Lo que debemos hacer es poner nuestra creatividad al servicio de una visión. Al comprender qué realidad deseamos construir, podremos evaluar casi artísticamente y en cada situación, cuál es la mejor estrategia y cuáles son los medios que debemos utilizar para construirla. El riesgo siempre va a estar, pero al menos podemos decidir cómo enfrentarlo. Una visión, solo puede empezar a volverse real si acepta los límites del contexto presente y desde allí busca transformarlos. Se trata en el fondo de enfrentar los riesgos de la incertidumbre, con la confianza de que tendremos los recursos necesarios para transitarlos.


Una visión que acepta crear las bases estructurales suficientes para luego fluir con la incertidumbre del contexto, comprende que en la supuesta inestabilidad de esa situación habrá un nuevo orden. Esta estructura potenciará nuestra capacidad permitiéndonos así, resignificar los conflictos, ya no como impedimentos que deben ser evitados, sino como desafíos inevitables del proceso.


“In the creative process you do not make choices about what you do not want. You make choices about what you do want.”

Robert Fritz, The Path of Least Resistance: Learning to Become the Creative Force in Your Own Life


 

www.bepotencial.com | IG: @bepotencial



18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

댓글


bottom of page